Mural Bicentenario

Felicitamos a nuestras alumnas del nivel secundario Jimena Valiente (3º Año), Fátima Escalante (4º Año) y Catalina Farjat (5º Año), por el hermoso mural pintado en las instalaciones del Instituto Sagrada Familia, con motivo de los 200 años de la Declaración de la Independencia Argentina y en el marco de su participación en las Olimpíadas de Historia 2016, categoría Bicentenario: Muros con Historia. 

Asimismo, felicitamos también a la profesora asesora Stefania Pugliese y a la profesora colaboradora Edith Berenguer.

Por otra parte, se agradece la colaboración del HOTEL CASINO IGUAZÚ, quien prestó los dos tramos de andamios que facilitó el trabajo de las chicas, como así también a la empresa PINTURERIAS MISIONES por la donación de las pinturas. Dicha donación, no habría sido posible sin el apoyo de la Red Estudiantil del instituto.

Los trabajos finalistas, que pasarán a participar de la Instancia Nacional en el mes de Octubre, se darán a conocer a fines del mes de Septiembre.

Fundamentación del mural realizado:

Luego de la lectura, análisis y resolución de las consignas propuestas en el cuadernillo de lectura obligatoria, el equipo se percató de que no sólo importa un hecho o un personaje concreto en la historia argentina. Muy por el contrario, la conformación del actual Estado Argentino es producto de un largo proceso socio-histórico que involucró no únicamente a un pequeño grupo de personas, sino a varios sectores populares que durante mucho tiempo fueron relegados de la historia oficial, esa que antes se enseñaba en las escuelas. Esos sectores populares tuvieron una importante participación en la lucha por la independencia de la actual Argentina. Tal es así, que en el mural no se busca dar crédito a unos pocos como muchas veces suele suceder. La mano sosteniendo la bandera celeste y blanca representada en la cima de la montaña (una de las tantas presentes e imponentes de la Cordillera de los Andes) simboliza a todo el pueblo argentino, liberándose tanto del yugo español en 1816 como de cualquier otro tipo de imposición extranjera desde hace ya más de 200 años. Sobre la falda o ladera de la montaña, sobresalen otras manos sosteniendo elementos representativos de distintas épocas de la historia del país: puntas de flechas de los pueblos originarios; galeras y bastones de la época colonial; espadas de las guerras de la independencia; la pluma de la firma del Acta de independencia; el libro, representando a nuestra Constitución Nacional; la Cruz, símbolo a la fe cristiana presente en todo el proceso de conformación del Estado nacionall,entre otros. Los mencionados elementos tienen como objetivo lograr que quienes observen el mural comprendan que la independencia no fue un hecho aislado, sino que fue el resultado de un largo camino, con muchos obstáculos que hasta la actualidad presenta el país, ya con otras características, pero conscientes de que el pueblo es el único responsable de su futuro, tal como la hazaña que emprende cualquier persona al escalar una montaña hasta lograr llegar a la cima. Esa lucha emprendida por distintos grupos a lo largo de estos 200 años de independencia motivó también a la elección de la frase una vez pronunciada por Manuel Belgrano “LA VIDA NO ES NADA SI LA LIBERTAD SE PIERDE”. Por último, el edificio representativo de la independencia, la “Casa de Tucumán”, como símbolo del inicio de la vida de la joven Argentina allá por 1816.

¡Éxitos para nuestras alumnas!

Link youtube del trabajo realizado: https://www.youtube.com/watch?v=XRI_4lk6V0M